De la grabación Balcón del fin del mundo

En el carrito de compras No disponible Agotado

Letras

Cientos de años atrás
hombres y mujeres
como nosotros crecieron,
como nosotros viajaron
hacia su destino.

Pescaron las charcas de los ríos,
ordenaron sus cosechas,
declararon sus leyes,
cantaron sus costumbres,
gozaron de su abundancia.

Unos vinieron libres
y otros llegaron esclavos,
construyendo murallas,
cuidando animales.

Unos pensaron la muerte y el alma,
otros fueron sabios,
otros ocurrentes,
unos embrutecidos,
subdesarrollados.

Y yo los veo:
patriarcas legando significados,
matriarcas caminando por los bosques,
nombrando cada planta, cada roca.

Y no queda marca de ellos,
ningún registro;
toda esa gente se fue,
perdida toda esa experiencia,
nada queda.

Contesto que todo queda en el aire,
todo queda en los olores y la atmósfera,
todo queda;
y en las noches estrelladas
los veo desnudos, los veo salvajes.